La Reina, llena de optimismo