Renato pone la puntilla a los sueños del Almería de seguir en Primera División