Renault podría seguir los pasos de Honda