Ripstein se arrepiente, "y mucho", de sus críticas al Festival de San Sebastián fruto de "la furia de la derrota"