El piloto Robert Kubica pasó la noche tranquilo tras la operación, según informaron los médicos