Robert Pattinson, miedo al éxito y al fracaso