La Roja dispara la demanda de viajes para la final