La Roja también levanta pasiones en Costa Rica