La Rojita remonta dos veces y se proclama campeona ante la República Checa (3-2)