El 'Rooney del pueblo' podría acabar en Alemania