De la Rosa cree que la "estrategia jugará un papel más determinante que en Australia"