Rusia explica que quiere ayudar al régimen de Al Assad en sus "puntos débiles"