Santiago, tomada por la policía