Sarkozy, en forma tras someterse a un reconocimiento médico