Savater asegura que la prohibición de los toros es el regreso del Santo Oficio