La decisión de Schumacher de sustituir a Massa fue más "emocional" que "racional"