Schutz asegura que la guerra acabará cuando Hamás deje de lanzar cohetes y misiles