Segundo asalto en el Vicente Calderón