Estudiantes rusos se hacen 'selfies' con el cadáver de un oso que entró en su escuela