La policía ocupa un barrio barcelonés tras la muerte de un joven senegalés