3-1. El Sevilla recupera su identidad y zarandea a un flojo Atlético