El Sporting no pudo hacer nada ante el acierto del Levante