Un surfista logra escapar del ataque de un tiburón que le mordió un brazo