"Quiero un taco", la primera frase de un soldado al despertarse de 48 días en coma