Los Travolta ven en su nuevo hijo un "nuevo comienzo" para la familia