Un estudio de la Universidad de Texas y CIC bioGUNE atribuye capacidad infecciosa a la enfermedad de Alzheimer