Uruguay y Holanda quieren regresar a la primera escena mundial