Un Valencia crecido vence al Granada sin problemas en Mestalla