Vettel continúa con su dominio y Ferrari con la esperanza de mejorar en el GP de China