Villarreal, ansiedad por ganar el próximo partido