Zac Efron va siempre arreglado porque teme que le relacionen con el mundo de las drogas