Las aerolíneas prevén un beneficio de 6.801 millones de euros en 2010