El plan alternativo sólo da para empatar con el colista del grupo