Un artista utiliza el cráneo de un bebé para una de sus obras