Ninguno de los hombres que han asesinado a sus parejas en 2019 habían sido denunciados