El presunto asesino de Carmona estaba libre pese a acumular 7 detenciones por robos con violencia tras salir de prisión