Más de 10 millones de persona siguieron a España en su estreno mundialista