Falta de agua en la caldera, posible causa de la explosión que mató a dos personas en Navarra