El ciberladrón más sofisticado de la historia extravió su contraseña bitcoin