Una adolescente resuelve el problema del punto ciego en los coches con una 'webcam' y un proyector