La cápsula Dragon fabricada por Elon Musk termina destrozada al explotar durante una prueba