Tres estudiantes de la Universidad de Almería crean unas gafas para hacer la vida más fácil a los invidentes