Limitar el aforo de restaurantes al 20 % reduciría la mayoría de los contagios por coronavirus