Un nuevo tratamiento levanta de la silla de rueda a tres pacientes con lesiones medulares