Una prueba de 2 euros evitaría la muerte de 41 españoles cada día por cáncer de colon