La Junta de Castilla y León recomienda a los padres de los niños de Ávila y Segovia que dejen a sus hijos en casa