Se come una cubertería y sobrevive