¿Un complot contra Justin Bieber?