Los "almendrones", imprescindibles en el paisaje cubano