Adele, nuevo fenómeno musical